Ese puto deseo



#Erotismo #Pensamiento


 …que me provocas; el de sentirte sucumbir bajo mi peso, cada embestida más violenta que la anterior. Cada gemido de tu garganta; ni nombre gritado a los 4 vientos.


Una serie de putos orgasmos continuos a ritmo mortal y agónico. La invasión de tus sentidos atascados de los míos, pruébame, huéleme, cógeme que el tiempo es ahora, ¿Para qué te desgastas pensando en futuro? Lo único que me viene a la mente es que te vengas como recién tu cuerpo pide.

¡Ah ese puto deseo de cogerte dulce y tiernamente, de partirte en dos, de tocarte como ningún otro!

De reducir tus elaboradas frases y poses de revista a una masa que gime y suda, que olvides hasta su nombre y todas las limitaciones que este carga.
Olvida también el mío; justo de eso se trata, dejamos de ser nosotros, que por un momento seamos “algo” lo más parecido a lo divino, sin tiempos jodientes del futuro o pasado.

Ese puto deseo… De encontrar en tu mirada la paz momentánea detrás de cada orgasmo. De la toxicicidad de tus pensamientos abandonando tus prejuicios.
De sentimientos que nunca soltaste, evaporándose en cada gota de fluido corporal.

Ese puto deseo de hacerte libre de ti y de mí,

ese deseo solo a nosotros nos pertenece.













Entradas más populares de este blog

La sonrisa perdida.

Doce pasos

Cálidas nalgas.