18 De Mayo (Mal momento, mal lugar)


                                                                                                                     

                                                                                                                   
Publicado por primera vez en MySpace hace 3 años, hoy hacen 4 años.



 Llevamos un par de horas buscando una localidad, las estadísticas que me proporciono la empresa indican que son buenos consumidores, aunque quiera no puedo pasarla por alto.
  Y ahí esta, un letrero escrito a mano que indica el nombre del poblado junto con una flecha (hasta aquí llegan las indicaciones que me dieron) seguimos el camino de terracería, levantamos una gran nube de polvo, esto sumado al calor de la sierra de Guerrero, nos hace tener que subir las ventanillas de la camioneta, el mal humor predomina entre los que la ocupamos, malos rollos comienzan a salir, viejas rencillas, mal entendidos pero sobre todo las ganas de culpar a alguien por el calor.

 Una camioneta salió de entre la maleza, el volumen elevado de la música nos impide escucharla, casi nos impacta, es raro ver este tipo de comportamiento en un lugar tan alejado como lo es la Sierra alta, muy al contrario suele ser gente amable y muy tranquila.

 Daniel disminuye la velocidad, lo último que buscamos son problemas, la camioneta hace lo mismo, en un tramo donde el camino se hace más ancho, se sitúa a nuestro lado, alzan los cañones de sus AK-47 y apuntan hacia nosotros por las ventanillas, soldados no son…
 Usan su camioneta para cerrarnos el paso. Daniel frena de una manera brusca y por un segundo lo único que podemos ver es el polvo, otra camioneta aparece detrás de nosotros, mas hombres listos para cerrarnos el paso. No cruzan palabra alguna con nosotros. Con exceso de violencia nos bajan, ninguno habla, alguien me golpea detrás de las rodillas, caigo al piso. Mis 3 compañeros están de rodillas a mi lado, siento el cañón de una pistola recargada contra mi nuca.


-Quien es su jefe?!
Silencio…
-Quien es su jefe pendejos!!
 Aplica más presión sobre su arma, esta se hunde y me lastima, escucho como "corta cartucho" el miedo responde por mi.
-Laaa...lo
-Quien chingados es Lalo, cabrones?!

 No hay respuesta.
Como lluvia nos caen encima, patadas, puñetazos, pronto me hago "bolita" en el piso junto al resto, alguien me patea las costillas y la espalda. Repentinamente se detienen.

 Bajan cuerdas de una de las camionetas, nos amarran de manos y pies a todos, mas golpes, mas insultos, esto no para.

De estar tumbados en el piso, nos hacen levantarnos, de algún modo pretenden que entremos todos en la parte trasera de una camioneta pequeña.


-Caminen pendejos!!
-No me puedo levantar (les grito)


Un tipo muy grande se acerca a mi, me levanta como si fuera un simple costal de cemento, me sube a su hombro, me acerca mas a la camioneta, no me baja, solo me deja caer, mi cara da de lleno en el piso, el rostro me arde, veo todo borroso, los demás no se quejan solo caminan y como pueden llegan a mi lado, nadie mas se atreve a decir nada.

Con varios pedazos de trapos sucios y viejos nos rellenan la boca, un tipo nos coloca cinta gris, otro nos golpea con el mango de su rifle, uno mas dispone sobre nuestras cabezas costales de yute sellados en el cuello con mas cinta.
Soy el ultimo en ser empujado a la camioneta, me sangra la nariz, no cabemos aquí, intentan cerrar la puerta, pero mi cuerpo no lo permite.


Escucho voces antes de recibir una patada en mi espalda, un dolor agudo recorre mi espina dorsal, siento que se romperá en cualquier momento… No me puedo quejar, ni siquiera respiro bien.
Después de eso azotaron la puerta de la camioneta, volviendo a golpearme la espalda, no soporté mas, mi cuerpo se apagó.

Agua fría en la cara, el costal de yute se empapa de inmediato, no me deja respirar, intento respirar pero solo entra agua a mis pulmones, me estoy ahogando, me muevo, me retuerzo, es tanta mi desesperación, arden los pulmones, el poco aire que tenía se quemo, siento ya todo lejano, sueño, mucho sueño y debo dormir… Como caer en un vacío sin nada que te detenga.
El confort no llega, en un segundo mis pulmones se llenan de aire frio, el pulso se acelera, bombea con fuerza la sangre a mi cabeza como si fuera a estallar en cualquier segundo.
-Quienes son??


Una voz grave habla, pero por la distancia sé que no habla conmigo, escucho agua caer, gritos, alguien mas se esta ahogando.


-Quien putas los mando?
-Que chingados hacen aquí?


-Por culpa de este pendejito les vamos a poner la putisa de su vida.

 Dice muchas groserías, pero duele más que su voz suene tan tranquila, me desconcierta.

  Entre 3 personas me levantan, con toda la calma del mundo me suben a una silla, sujetan mi cuerpo por la cintura y por los pies, escucho que arrastran algo metálico, choca con la silla, tiran del costal echando mi cabeza hacia atrás, me tienen a su disposición con la incertidumbre de lo que pueda pasar, dejan caer agua sobre mi cara en menos de dos segundos comienzan a llenárseme los pulmones, quiero gritar, no puedo, desesperado intento zafarme de la silla, no consigo moverme solo lastimarme.  Sueltan mi cabeza acto seguido alguien me patea la cara, las costillas, las piernas y no puedo hacer nada, me rindo, lo que me pregunten se los diré, hare lo que sea por salir de esto, no hay preguntas solo mas golpes y risas, pienso en Dios;  “¿Donde estas? ¿Por qué permites que me pase esto? ¡Ayúdame!”.
  Aflojan las ataduras de la silla, caigo de lado tratando de recuperar el aliento, anhelando morir para librarme de esto, esta no llega, nos ponen de rodillas, suena algo metálico, algo muy filoso corta la cuerda que me sujeta y un poco mis muñecas, sangre escurre a mis manos, pero las tengo libres... no por mucho, unas esposas sustituyen a la cuerda, estas aprietan mas.
   Me acercan a alguien, creo que es una cadena la que me rodea el cuello, con algo la aseguran, puedo escuchar un gemido, no podemos movernos, todos estamos juntos, muy juntos, nos dejan, no escuchamos ruido alguno.


Alguien entra al lugar donde nos tienen, nadie se mueve, se acerca a mi, mete las manos en mi pantalón me esta revisando, me saca la billetera.


-Con que boy scout, puto...

Me patea en el estomago, me saca el aire.

-Te llamas Antonio??
-Contéstame cabroncito de mierda!!
Toma mi cabeza y la azota contra el piso,

-Siii!!

Me vuelve a golpear.

Pasa lo mismo con I, con L, con D, con J.

-Muy valientes no?!
-Van a ver mierdecitas.

  Pasa una eternidad, creo que ya es de día, siento mucho calor, es sofocante, alguien nos arroja una cubeta de agua, pasa mas tiempo ahora hace frio, mucho frio, temblamos, el agua que nos "refresco" ahora nos congela.
Calor de nuevo, suenan los pasos de muchas personas, algunas entran.


-Que nadie diga nada o nos lo quebramos!!!

Nos sumimos en mas silencio, suenan voces lejanas, motores.

A estas alturas, ya no guardo una esperanza, solo espero el momento en que me den un tiro.

 Este no llega, de vez en cuando alguien entra a gritarnos, nos patean, amenazan, solo golpes e insultos.
  Hay varios que nos hemos orinado y cagado encima, entre los golpes y el tiempo no había de otra. Apestamos, nos han revolcado en nuestros propios charcos.
Durante lo que creo que es un día nadie pasa, ahora hace frio, estamos lastimados, varios de nosotros lloramos, una voz familiar pide estar con su madre.
Calor.

 Hay ruido afuera, vuelven a sonar motores, nadie entra, yo espero con más certeza que sea en ese momento cuando nos maten.

 Se acercan a nosotros, nos levantan, no nos dicen nada, nos hacen caminar,  subimos a un camión, tiene escalones, inicia la marcha, algunos minutos después se detiene, no apagan el motor, creo será aquí donde encontraremos "reposo".

 Nos hacen bajar a todos, nos ponen una vez más de rodillas, nos quitan las esposas, nos recuestan, nadie dice ni hace nada.
Suena otra vez el motor del camión, espero lo inevitable y si, pensé en todas las cosas malas que hice y como todo eso me hizo llegar a ese momento.

Arranca el camión.
 Se alejan?

 Después de haber pasado un buen rato sin escuchar nada mas, me atrevo a quitarme el costal que tenia en la cabeza, estamos todos, lastimados pero completos.

Un mal momento, mal lugar en el tiempo equivocado

Entradas más populares de este blog

La sonrisa perdida.

Doce pasos

Cálidas nalgas.