Carolina (Fue, paso)

                                                       

  La conocí hace ya varios años, en aquellos entonces yo tenia pareja, ella también, la novia de un amigo, entonces pensé que mujer tan odiosa, que horrible tono agudo de voz, gritona, tosca, mamona, irritable, fastidiosa, caprichosa, berrinchuda.
Jamás fuimos amigos realmente, ella con su vida,  yo con la mía, cada quien en su esquina, parecíamos funcionar bien de esa manera, el tiempo, el trabajo, las situaciones nos hicieron romper ese cómodo "equilibrio" en el que estábamos, haciéndonos muecas y tratándonos con la punta del pie.

 Si yo tengo esa opinión de ella ¿que pensara ella de mí? Nada bueno.  Como me trata la trato, eso seria equivalente a que cada vez que hablas lanzar un cuchillo. Detesta el humo de mis cigarrillos, me mira por sobre su hombro con aires de grandeza y eso me molesta.
 La mujer que decides jamás será nada importante en tu vida.

¿Que paso?
 No se como pero algo sucedió.... nos llevamos mejor, ya no es una persona a la que me incomode saludar o despedirme, ahora pone su mano sobre mi brazo, haciendo ese "contacto" que jamás tuvimos antes. Creería que siento su sonrisa más real, sus conversaciones mas personales, tanto como lo podrían ser entre 2 extraños.


                       **************************************

Un libro, con ese motivo pise su casa... tardé mas en caminar las 3 calles que nos separan, que los 2 minutos que estuve ahí. Entregue el libro y un silencio invadió la sala, no hay cortesías, ni un te invito a sentarte, ni como estas, nada. No habíamos estado solos desde aquel accidente del baño.
-Te dejó el libro, hay nos vemos.
-A ja, bye.
 Nos acercamos un poco para darnos ese beso de judas que siempre nos damos, ninguno habla es un acto mecánico y carente de emoción, un error de calculo hace que nuestros pómulos choquen con fuerza, hay otro silencio incomodo....volvemos a hacer el intento, ahora ninguno gira la suficiente, el beso cae entre las comisuras de nuestros labios, es desesperante.
-¡Despídete bien!
Me grita con apuración, me molesta que me griten y mas si es una tipa como esta.

-¡Pues no te muevas!
-¡Ash! ni siquiera eso sabes hacer (su tono burlón me irrita)
 Pongo los labios duros y no es un beso; es un golpe disfrazado a su boca. Abre mas los ojos con sorpresa, si ella esta sorprendida, yo lo estoy aun más.
En un instante cambiamos, no somos los mismos, ahora no hay mas que ternura en su mirada y calor en sus besos.
Abandono.
No había notado lo bella que es, tampoco imagine la tersura de su piel, toco sus labios con toda la delicadeza posible, lo ultimo que pretendo es lastimarla.
Ella tiene novio, yo tengo novia.
 Pienso en detenerme, no hay gran daño, si, es un beso, pero ¡solo es un beso! Ella debió pensar lo mismo, retrocede, mis manos que rozaban su cintura debajo de su playera, la acercan mas a mi cuerpo, no hay resistencia, es como si dejara de ser dueño de mis acciones y pensamientos, una chispa ilumina mi mente, la inclino mientras la sigo besando.
 ¿Que carajos estoy haciendo? Me resuena en la mente  y en lugar de detenerme me dejo llevar, percibo su aliento sobre mi rostro, me obsequia pequeños besos cerca de los labios como preludio a besos mas largos.
 Abro los ojos y el mundo es azul… Un hermoso color “Azul beso” me tiemblan las manos y un poco las piernas.
-Ya me voy.
 Atino a decirle con voz nerviosa.
 Doy media vuelta para salir a paso veloz pero antes de avanzar me abraza la espalda, no dice nada, solo me abraza ¡no sé que hacer! Tengo la mente hecha un lio. Jamás creí verla ni sentirla así de cerca ni de cariñosa, pienso en mi novia, en su novio que puede llegar en cualquier momento…
 Esta de más decir lo que paso. Tres horas después de lo previsto estaba de regreso en mi casa.
 Fue, paso.
Desde entonces estamos sumidos en el olvido, ni me conoce ni la conozco.

Continua Aqui.






Entradas más populares de este blog

La sonrisa perdida.

Doce pasos

Cálidas nalgas.