Déjame decirte que "Te Odio"






Déjame decirte que te odio, con lo más profundo y las zonas más oscuras  de mi corazón.

   Aún no te conozco, pero quiero empezar odiándote, porque no quiero que este sea el último sentimiento que tenga hacia ti.


 Te odiare con tristeza, me sentiré herido, quizá te llore, quizá dedique una noche de alcoholemia en tu honor, recordare el tiempo juntos, reiré, daré un largo trago a la botella, el nudo de mi garganta se hará pesado, dejare de hablarte, borrare tu numero y todos tus mensajes, me convenceré de que jamás fuimos el uno para el otro, solo dos extraños que compartieron un instante, un aliento, sudor y lagrimas… y solo eso.

 Déjame decirte que te odio.

 ¡Te odio!

 El final está escrito, es todo lo anterior lo que me interesa.
 Ahora te abrazare mientras duermes, reiremos, caminaremos bajo la lluvia, te diré que “te amo”, pensare en un futuro a tu lado, hablaremos de hijos y su educación, del donde viviremos, te escribiré poesías y sonetos algunos más malos que otros pero serán sinceros, el día siguiente iremos caminando por la calle tomados de la mano, te pediré que seas mi novia, me besaras dulcemente y te haré el amor con todos mis sentidos como si fueras tú y solo tú.

 Quiero empezar al revés, quiero empezar odiándote, quiero terminar como un amigo al que te da gusto saludar y que tienes curiosidad de saber “cómo le fue”.

 Déjame decirte que te odio mil veces.

 Te odio.
 Te odio.
 ¡TE PUTAS ODIO!

 Por que quiero que sepas que te amare por el resto de nuestras vidas.


Entradas más populares de este blog

La sonrisa perdida.

Doce pasos

Cálidas nalgas.