Entradas

Lo dejamos para la otra

Imagen
Intentaba disimular sus nervios, cambiaba su peso de un pie a otro mientras revisaba su teléfono, esa mañana tuvo mala suerte y ningún obstáculo se le cruzó, llegó diez minutos antes de la hora pactada. Miraba de reojo hacia las escaleras y a la avenida. Frotaba sus manos en su pantalón intentando secar el sudor. Emoción, nervios, miedo, excitación, su rostro era una deliciosa mezcla de sensaciones. Pasaba de una a otra en segundos.
Dejé que transcurrieran esos 8 minutos lentos y exasperantes. Se veía bastante bien con sus pantalones de mezclilla, un poco entallados, la blusa de rayas y el pelo suelto intentando parecer normal. La imaginaba ahí de pie desnuda, era un delicioso espectáculo de pezones cafés, piernas torneadas y un pubis semipoblado. La punzada en mis pantalones no quiere seguir esperando, inflama y palpita recordándome el deseo añejado por los años. Alcanza el celular de su bolsa, revisa la hora para descubrir que apenas han pasado dos minutos. Podría terminar con esto…

Se solicita amante

Imagen
(Foto de Matthew Scherfenberg)

-Deberías buscarte una amante, una que te entienda y…

Instintivamente bajo la mirada y activo mi celular como tratando de ver la hora, no es que tenga prisa, nadie me espera y no hay nada que deba atender. Es la incomodidad del tema, sé que lo dice de la manera más seria posible.

-Sí, seguro… Y una mujer que planche y otra que lave y una más que sepa cocinar. Según el chiste debo procurar que ninguna conozca a las otras.

El señor sarcasmo al rescate, pero la señora realidad regresa el tema a la mesa.

-Hablo en serio.
-Lo sé, yo también.
-Pues deberías buscarla.
-Lo haré, en cuanto terminemos de comer escribiré algo, una convocatoria para buscar amante o mejor aún “Se solicita amante”.
-No seas payaso.

No lo soy, no de nacimiento, es más una convicción ante ciertas situaciones de la vida. Las que me incomodan. Por desgracia todo me incomoda así que seré un eterno bufón de humor extraño por ende difícilmente compartido.

¿Pero si no es el sexo lo que dejó de …

Deberíamos follar un poco

Imagen
Deberíamos follar un poco para olvidarnos de todo, como los problemas económicos, la mala salud, tu depresión, mi alcoholismo, los asuntos ajenos que cargamos, el amor y la falta de este.

Que con cada gemido se escapen algunas lágrimas añejadas por el tiempo, con cada gota sudada purgar las dudas y con cada orgasmo alcanzado compartir el olvido.


Pero no tanto que tu piel se convierta en un vicio ni mi habilidad una necesidad, pero lo suficiente como para seguir viviendo sin ser tan infelices.

Por el simple gusto de hacerlo y no llamarlo amor.

Porque entre tus piernas no hay más que paz, tu tacto reconforta y el mío consuela.

Porque conozco tu tristeza que es tan igual a la mía que de no ser hermanas serian íntimos amantes.

Porque conocemos los riesgos de una inversión sentimental fallida a largo plazo, con grandes intereses y una física de inversión corta y ganancia fugaz.

  Porque me atraes y tú me evitas como si tuviera lepra y las mujeres solo me evitan de esa manera por una de dos …

Saturno.

Imagen
#Cienciaficción 

“Agonía.
Levantar la depresión de la cama cualquier día de la semana es en si un acto heroico. Hoy mi heroísmo me ha costado (de nuevo) algunas horas de sueño.  Dormir tarde y levantarse temprano combinado con ejercicio acelera el deterioro físico y emocional de cualquier individuo.
 Pasé algunas horas en posición fetal con una almohada sobre la cabeza que amortiguara al mundo, y con otra entre las rodillas que paliara el dolor de una rodilla jodida por la vida y rematada por humedad. Analice cada uno de mis movimientos, presentes y pasados. Futuros no, porque no me alcanza para una inversión a largo plazo. Hay que tener fe y yo no sé dónde la dejé. Regreso a las letras, pesa escribir cada palabra, por suerte ellas se desprenden de mis dedos y cuentan cosas que a veces no sabía. ¿Tendrán un abrazo que les sobre? De esos que borran problemas y alinean la felicidad. Agonizas un poco en compañía. Volveré a la cama, quizá y con mucha suerte, termine, publique o haga algo …

Guía práctica para ser un fracaso con las mujeres.

Imagen
El fino arte de la seducción no se encuentra en los libros, ni mucho menos en los consejos de aquellos autoproclamados “Alfa” es más un prueba y error continuo y la capacidad que tengas para convertir tus metidas de pata en un triunfo. Si esperas esa guía lamento informarte que es celosamente resguardada por criaturas mitológicas en una ubicación desconocida. Una vez aclarado este punto vamos con consejos para ser todo un fracaso con las mujeres.

1.- Nada es más atractivo para una mujer que los dientes sucios y el olor a sudor. Las enloquece.

2.- No puedes olvidar la actitud de patán altanero y pendenciero, si no sabes qué es eso, ya vas de gane.

3.- La caballerosidad está prohibida, es una mujer autosuficiente, puede pagar la cuenta, subir, bajar, cocinar y lo que se proponga sin ayuda. 

4.- Si tienes la suerte de conocer a su familia, se un irrespetuoso. Las primeras impresiones cuentan mucho.

5.- Modales en la mesa ¿esas madres con qué se comen? Eructa y libera todos los gases qu…

Guía practica para ser un buen perdedor.

Imagen
Para ser un perdedor basta con no hacer nada, pensar es hacer algo. Moverse es hacer algo, escribir correctamente es pensar.
1.- Nunca busques progresar en ningún nivel, profesional, intelectual, amoroso. OL-VI-DA-LO.

2.- Mantén al mismo tipo de amistades siempre. La palabra clave es conformismo.


3.- ¿Innovar? No, que otros se ocupen.


4.- Habla de todos los temas que puedas, aunque no tengas ni la menor idea de lo que dices.


5.- Atrofia tu mente con televisión, novelas, futbol, alcohol y Facebook, comparte tus opiniones.


6.- Llena a tus contactos con tus selfis, nunca son suficientes.


7.- Tener vicios ayuda: mona, mota, mujeres.


8.- Agrega una letra “S” al final de lo que digas, puntos extra si suena ridículo ¿entendistes?


9.- Si tienes ganas de salir de tu zona de confort, bebe. Si no las tienes también.


10.- Escucha banda, reguetón y todos los días 28 sin falta con San Juditas.


11.- Si necesitas algo recurre a Dios. Si no se cumple lo puedes culpar.


12.- Cree en todo lo que te digan, no cues…

Rayando el sol

Imagen
Hace unas horas me encontré conmigo. Subimos al mismo autobús, subí primero con mi escandaloso ramo de rosas rojas que recién había comprado algunos metros atrás. Esa semana había sido horrible, un problema tras otro y otro y otro y otro… Al borde de la desesperación, corrí a mi actividad sabatina, me relajé todo lo que pude y volví a montar esa bestia infernal llamada vida.

Pagué mis nueves pesos correspondientes a una tarifa que sigo considerando absurda. Acomodé bien la mochila y me recorrí hasta el fondo. Un asiento a mitad del pasillo entre una señora con sus bultos y un bebe con cara de chango fue mi destino. Entonces aparecí de nuevo, subiendo las escaleras, pero esta vez pidiéndole por favor al operador que me permitiera cantar. Reconocí el ademan y cada una de las palabras que dijo, levanté la vista y la situación se puso extraña. Era yo, en una versión cantante y delgada, mi rostro, mi voz, mi canto. Los acordes de una canción que al principio no conocí empezaron a sonar,…